Blog

9
Ene 2014

Almacenar y compartir ficheros: de Napster al Dropbox

Posteado Por Catrian

Almacenar y compartir archivos, a nuestro modo de ver es una de las mayores facilidades y comodidades que nos proporciona internet, pues a quién de nosotros no nos ha pasado que hemos llegado a una reunión en la que teníamos que presentar una propuesta o simplemente enseñar un documento y nos hemos llevado la gran sorpresa que hemos olvidado -cada uno según la época-  el “disquete” (¿os acordáis de esos cacharros cuadrados de 3,5¨que nos guardaban documentos de HASTA 1,44 MEGAS?), el CD-ROM, el DVD o la memoria USB, donde teníamos guardada la información.

Esta situación era el pan de todos los días hasta no hace mucho tiempo, no obstante en el año 1999 empezamos a ver que internet nos empezaría a solucionar y facilitar la vida al poder tener un servicio en el cual podríamos subir archivos y luego descargarlos desde donde quisiéramos, e incluso iba más allá de nuestras necesidades “primarias”, pues podríamos compartir ese archivo con una cantidad ilimitada de usuarios, si así lo quisiéramos.  Desde luego que esta “proeza” se había convertido en una gran revolución, y hablamos del año 1999 como referencia, pues este “fenómeno” tuvimos la oportunidad (al menos la mayor parte de nuestro equipo) de conocerlo gracias a un famoso sitio web que quizá os suene:  NAPSTER.  Os acordaréis que gracias a este sitio pudimos ver que hasta 26 millones de personas alrededor del mundo llegaron a utilizar el servicio de compartir ficheros MP3 con otros y por tanto se convirtieron en los primeros usuarios de un sistema masivo de compartir y almacenar archivos.

NAPSTER duró lo que tardó “el sistema” en tirarlo abajo, concretamente hasta el verano del 2001, no obstante este sitio web despertó el gran interés y necesidad de tener esta funcionalidad disponible para todos los usuarios y no solamente enfocado al mundo musical, de ahí que sugieran una gran cantidad de sitios similares que algunos de vosotros recordaréis: Morpheus, Kazaa, Emule y otros tantos más, todos ellos con el mismo objetivo, almacenar y compartir archivos.  Así pues que podríamos decir que ha llovido mucho desde entonces, hasta llegar a conocer sitios tan populares como indispensables para nuestro día a día, como lo son a día de hoy Dropbox, GoogleDrive o algunos servicios generados por diferentes empresas a menor nivel y enfocados a clientes corporativos, no obstante todos comparten la misma premisa y necesidad de sus usuarios, ALMACENAR y COMPARTIR archivos, en síntesis es la esencia del modelo de negocio de estos servicios y no refleja más que la creciente necesidad de disponer de un buen espacio en la nube para almacenar nuestros datos, bien sean personales o profesionales.

En Catrian hemos desarrollado un servicio dirigido a empresas interesadas en disponer de una solución gestionada para sincronizar los ficheros de los equipos de usuarios o servidores, que sea sencilla de utilizar por los usuarios y que cumpla con los requisitos de seguridad y cumplimiento de legislación, como la LOPD, así que estaríamos encantados de poderle enseñar más a fondo nuestro servicio y resolver todo tipo de dudas al respecto, contáctanos al 918 047 831 o visita nuestro sitio web para más información haciendo click aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Campo obligatorio